viernes, 29 de enero de 2010

Sangre que corre con el río y vuelve

-siempre vuelve-

en forma de lluvia,

para cerrar el ciclo de un Amor

que late en el alma de la Tierra

desde siempre...

y todavía no se ha escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada